17 sept. 2012

Yusuf Ibn al-Garnati (Aquelarre)

Fotografía: Jorge Ruiz Dueso. Fotógrafo.
Aún me contaba mi padre, al cual ya hace tiempo que no veo, las peripecias que tuvo que diseñar y ejecutar para poder huir de aquel infausto lugar, donde el río se tiñó de rojo sangre... ¡si, sí!, señor, aquel que los cristianos llaman el Rio Salado, en Tarifa.*1 Me decía tiempo atrás que las tropas de ese tal Alfonso*2, el rey castellano, no hacían sino masacrar los ejércitos del Magreb, y los ejércitos de Gharnatah, aún estando aliados. En la huida hacia la costa sureña, pudo tomar una barcaza con algunos otros y experimentar el placer de quedar varados frente al fatal destino del resto de sus compañeros meriníes: éstos yacían todos ante las carcajadas cristianas. Al volver a la tierra de nuestros antepesados, contaba que se desplazó muy al este, hacia la zona de los Zenatos, y más allá, en Tarabulus*3. En realidad era de las pocas familias Imuhagh*4 que vivíamos tan al norte, es más, completamente alejados de Sáhel*5. Por aquel entonces yo había nacido y desde aquel día hacíamos una vida tranquila monopolizando las caravanas ganaderas a las afueras de la ciudad.

Cuando contaba yo ya con quince años, llegó a Tarabulus un grupo de soldados, unos Mamluks que por el aspecto bien tenían seguramente que haber pasado su corta vida en alguna medina poco soleada en los jardines de algún visir, pues parecía que no soportaban bien aquellos calores, y venían como asfixiados... Abu el Hassan, "el Sultán Negro" que llevó al ejército benimerí a la derrota citada tenía un hijo, su sucesor, Abú Inan, y al parecer se había rebelado contra él. Estos tipos que llegaron estaban buscando a todo aquel que podía emplear una cimitarra o montar en un caballo para los eventos bélicos que estaban por venir. Mi padre no tuvo más remedio que ceder, y a mi me arrancaron de los brazos de mi madre, quedándo esta, prácticamente, huérfana de familia. Al obligarme a montar en un caballo, me caí, haciéndome una gran cicatriz al impactar contra una roca afilada del suelo. Desde entonces cualquier relincho me produce pavor, aún más el montar sobre una bestia, aunque sea de carga. No obstante, a mi también me llevaron.

Durante el siguiente año viajamos por diversos emplazamientos de tribus meriníes, pero básicamente por el norte de Marruecos, muy próximos a la costa. La alianza de tales tribus y los apoyos del Reino de Gharnatah bastarían para derrocar al "Sultán Negro". A mi padre no le hizo falta mucha discplina, pues siendo soldado incluso ascendió en ciertos rangos, convirtiéndose en un hombre de turbante respetado, un imghad*6 liderando batallones de faris contra los ejércitos del "padre".

Finalmente, Abu el Hassan abdicó en favor de su hijo y se retiró a una cordillera del norte. Por mi parte no había actuado en batalla alguna (lo cierto es que no fui nunca muy agraciado físicamente). Pero durante todo ese tiempo lo dedicaba a la plegaria y a las nuevas posibilidades que se habían abierto ante mi: el secreto de la magia.

Algunas de las tropas de Gharnata procedentes de la península eran soldados personales de élites del emir del Reino, y yo, que había estado constantemente sirviendolas en los campamentos (pues no podía portar ningún filo) o atando los caballos, había descubierto, fisgoneando donde nadie más se atrevería a meter las narices, algunas de sus prácticas más ocultas: inhalaban polvos blancos, quemaban pequeños insectos con aromáticas sustancias y bebían líquidos de recipientes llenos de ornamentos muy ricos y extraños... A veces ponían sus ojos en blanco, hablaban una lengua no árabe en ciertas ocasiones, y en verdad que es lo que le digo, parecían como poseidos por el Maligno... Claro que, la mayoría de las veces esto lo descubría antes de las razzias, y de tal forma, creo yo que por tales malas prácticas, las tropas de el Hassan perecían como hormigas pisadas por elefantes de oriente: convocaban la magia para las batallas. Ésto, lejos de asustarme, me fascinaba. Por otro lado, entre otra de sus sirvientes se encontraba Adira, quien se convertiría en mi esposa al poco tiempo...

***
Mi padre murió en la conquista, y yo, tentado por los secretos que se me estaban revelando, me ofrecí a los soldados musulmanes para servir en Gharnatah. Tras acceder y llevarme tras el estrecho, pasé una temporada con un cadí que bien maltrataba a sus siervos, y tuve que escapar enseguida. Pero fue entonces cuando conocía a quien me dio este nombre, Yusuf-Ibn al Garnati. Era un Ghazi*7 de nombre Garnati Amin adb-Alláh*8, y era amigo personal de Emir. Tras un tiempo a sus órdenes, vio la potencialidad de la magia en mí y me enseñó el "oficio" oculto de la alquimia, de los que pocos siervos de Alláh conocen y mucho menos cristianos de Dios. Adira, mi mujer, no conocía de mis tales nuevos conocimientos y yo optaba por ocultárselos.

Sin embargo, con el paso de los años, mi nuevo padre se ausentaba mucho, pues la guerra santa con el invasor cristiano así lo requería. En la época actual, más bien hasta hace pocos meses, manejaba los negocios de mi padre y me aplicaba en las prácticas mágicas, de las cuáles era ya bastante experimentado. Sin embargo, alguno de ellos no fue bastante bien, y a su vuelta me puso en el compromiso de la culpa por mi parte. Ante esta situación, no tuve más remedio que huir de Gharnata sólo, pues mi mujer, al interarse de tales actos y creerse las condenas me abandonó, huyó incluso por temor a la justicia árabe. Ahora no tenía medios para volver a las tierras benimeríes ahora que las relaciones con los musulmanes había mejorado por la coalición tiempo atrás.

Por ende, no tuve más remedio que huir al norte, a territorios cristianos, para ganarme la vida lo mejor que podía en cualquier cosa. Incluso hubo momentos que sentí realmente gran miedo. Tuve que lanzarme al robo y al pillaje de hasta las más pobres personas para poder yo subsistir, donde algún alguacil de los cristianos me tuvo a bien el ponerme en un cepo cuando me atrápó, aunque conseguí escapar durante una noche cuando me trasladaban para ahorcarme o cualquier otro castigo final.

*1: Batalla del Salado (Tarifa, Cádiz). Castilla y Portugal contra Bereberes y Granada. Los primeros aplastan a los segundos.
*2: Alfonso XI, biznieto heredero de Alfonso X "el Sabio".
*3: Región histórica de Libia occidenta, centrada en la ciudad costera de Trípoli
*4: Tuaregs.
*5: Conjunto de terrenos áridos jutno al Sáhara
*6: es el eslabón de los pastores entre los Tuareg. Por encima están los sacerdotes y los aristócratas.
*7: Es el equivalente más próximo al "Caballero de orden miliar castellano". Pero en este caso es un paladín.
*8: la partícula Ibn- de los nombres árabes significan "hijo de", y "Al-" es "muy grande" por lo que es como si mi pj fuera rebautizado como el hijo de este tipo, su traducción sería: Yussuf, "hijo del muy grande Garnati" (el Cual Garnati es el nombre del Ghazi).



Clase social: Campesino
Profesión: Brujo
Profesión paterna: Soldado
Situación familiar: Padres vivos. También posee mujer.
Hermanos: Creo que soy hijo único (4-3=1)
Nacionalidad y grupo étnico: Reino de Granada* y árabe.
Características:
    FUE - Fuerza: 5
    AGI - Agilidad: 10
    HAB - Habilidad: 10
    RES - Resistencia: 15
    PER - Percepción: 20
    COM - Comunicación: 20
    CUL - Cultura: 20
Peso y Altura: 55 kg/1,50m+1: 1,50 metros.
Edad: 24*
Aspecto: 20 (Atractivo)
RAC/IRR: 25/75
Suerte: 60%
Rasgos de carácter:
  • 70: Le gustan MUCHO las mujeres. De hecho, no pierde ocasión de abordarlas, bromear y, si puede, compartir la cama con ellas (y no precisamente para dormir). +25 en seducción.
  • 26: A raíz de una estrepitosa caída de un caballo en la que estuvo un tiempo "como muerto" (es decir, lo que hoy diríamos semi-coma por conmoción cerebral), tiene un miedo atroz a los caballos en general y a montarlos en particular: -50% a Cabalgar.
Competencias
    *Alquimia (CUL): 20x3: 60%
    *Astrología(CUL): 20x3: 60%
    *Con. Mágico(CUL): 20x3: 60% + los 20ap de la Edad: 80%
    *Con. Plantas(CUL):20x3: 60%
    Buscar (PER): 20%
    Con. Animales (CUL): 20%
    Con. Mineral (CUL): 20%
    Enseñar (COM): 20%
    Leyendas (CUL): 20% +30%: 50%
    Medicina (CUL): 20% + 30%: 50
    1º Auxilios (HAB): 10%
    Psicología (PER): 20% +40%: 60%
Competencias padre (soldado)
    Arma a elegir: Elijo tipo 1 25%

OBJETOS
    Ropa Gruesa  Prot:1  Res: 50  Precio: 40
    Honda (HAB): tipo B. Precio 6
    zurrón 5
    Manta 3
    Raciones de viaje para 1 semana 15
    Cuerda (10 m) 2
    Antorchas (3) 1
    Yesquero 15
    Pergamino, tinta y pluma 5
    GASTADO: 92. Me quedan: 8.

Dinero actual: 6,5 Croats. (6 Croat y seis diners)
Nº Hechizos: 3.
PC: 15

No hay comentarios:

Publicar un comentario